Cómo repartir las tareas del hogar


Entre tantos quehaceres te damos recomendaciones

Cuando estamos en casa es necesario realizar la limpieza a cada rincón de la misma, para que el ambiente no se torne pesado o incómodo, porque sabemos que desorden, sucio y mugre en una vivienda, es sinónimo de mala vibra. Pero como para todo, debemos saber cómo administrar estos quehaceres que de alguna u otra forma tienen que volverse rutina para que todo marche en orden y en el hogar se sienta un ambiente de paz y tranquilidad.

    Si tenemos una familia numerosa, puede traer pro y contras al momento de organizarnos y realizar la limpieza, dado que, entre mayor número de habitantes en el hogar, suele ser más el desorden, pero a su vez, mientras más participantes familiares existan, debería de haber más colaboradores para la limpieza. Así que comenzaremos por aconsejarte cómo repartir estas tareas al momento de la limpieza.

Si tenemos niños o adolescentes en la casa, es necesario inculcarles desde chicos el orden, principalmente en su cuarto, que es, donde pasan gran parte del día. Enseñarlos a hacer la cama apenas despierten nos asegurará que las cuatro paredes donde habitan, siempre estarán en orden. Pero no es suficiente con que colaboren ordenando su cuarto, luego debemos incentivarlos a que nos den una mano con la limpieza de cualquier lugar del hogar. Desde ayudar a limpiar el baño, hasta colaborar con la higiene de la cocina. En fin, siempre existirá algún punto en el cual los chicos nos colaboren.

¿Cada cuánto debo limpiar mi casa?

    Hay tareas que es recomendable hacer cada cierto tiempo. Sería una locura, por ejemplo, lavar las cortinas de la casa todos los días. Te daremos algunos tips para que sepas el espacio de tiempo que existe entre cada lugar de tu hogar.

A diario: Aunque se nos haga pesado por lo repetitivo, hay cosas relacionadas a la limpieza que debemos realizar todos los días. Barrer diariamente el hogar es muy común que se haga cada día, debido a que el polvo suele entrar con facilidad y ensucia de manera seguida. Mantener aseada la cocina también es una tarea de cada día. Sabemos que al menos, tres veces, utilizaremos esta parte de nuestra casa al momento de preparar desayuno, almuerzo y la cena, por eso cada vez que le demos uso, es recomendable dejar todo en orden luego de que se la uso. El baño es un punto importantísimo dentro de la limpieza diaria del hogar. Un baño limpio es sinónimo de pulcritud y aseo, tenerlo en condiciones intachable nos hace ver una casa de buenos valores.

Una vez al mes: Como les decía, cada cosa lleva su tiempo y hay situaciones de limpieza en el hogar que normalmente se tienen que hacer una vez al mes. Por ejemplo, lavar las cortinas de la vivienda; incluye las del baño, sala y cocina. Si tienes aspiradora, sería excelente limpies tu sofá y alfombras cada treinta días. Organizar y limpiar con un trapo la dispensa donde colocamos la comida que está empacada también es buena idea realizarlo en este espacio de tiempo.

Otras tareas que se pueden realizar en un tiempo más prolongado (de cada 3 a 5 meses) sería realizarles mantenimiento a los aires acondicionados, realizar limpieza profunda a tu refrigerador, descongelándolo por completo para asegurarnos de desinfectar todo. Lavar el suelo de toda la casa con abundante agua y asegurarnos de que cada rincón de nuestra casa quede pulcro. Voltear los colchones de nuestras camas, también es bueno realizarlo entre este espacio de tiempo, debido a que suelen recolectar partículas de polvo que difícilmente logremos apreciar.

En fin, mantener nuestro hogar impecable nos ayudará a sentirnos mejor con nosotros mismos y no tendremos problemas al momento de recibir alguna visita imprevista de algún familiar o conocido. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *