Cómo decorar tu jardín de forma barata


No necesitas de mucho presupuesto, simplemente creatividad

Se aproxima el verano y es momento de disfrutar de las afueras del hogar. Ya bastó de pasar muchos días dentro de casa con la calefacción o arropados hasta el cuello. Cada vez que llega esta época del año queremos que nuestro jardín sea más atractivo, más elegante, que se vea bonito, porque será el lugar donde llegarán familiares y amigos para pasar tardes de charlas y de asados. Pero, ¿qué hago si mi presupuesto no es tan elevado para decorarlo? ¿Puede quedar mi jardín elegante sin comprar cosas caras y de lujo? Pues la respuesta es sí. En este artículo te daremos diversas opciones de materiales que podrás utilizar para renovar y decorar este espacio de manera barata.

Antes que nada debemos recordar que si nuestro objetivo es decorar el jardín, encontraremos el color verde como principal protagonista, por lo cual deberemos pensar en cuáles son los colores que puedan contrastar de manera acertada con el sitio. También, sabemos que con la entrada del verano, los colores vivos son los que generalmente se pueden mirar con mucha frecuencia. Por eso el color morado, magenta, fucsia, y rojo te ayudarán a darle el toque ideal a tu jardín. Ahora bien, ¿qué coloco en mi jardín que tengan estos colores? Pues una de las cosas ideales serían flores, o plantas que de alguna manera, por su naturaleza, generen este tipo de matices, para que cause buen impacto visual. Como el tema también es decorar sin mucho presupuesto, pues una buena manera de darle color a este espacio es jugando con los materos. Si ya tienes varios, pero no son el color ideal, no importa, no necesitas comprar unos nuevos, puedes pintarlos de los colores que antes mencionamos para entren en juego.

Los materos por muy simples que uno los vea, hacen de nuestro jardín un lugar acogedor. ¿Por qué? Porque obviamente en ellos van nuestras plantas que son, en gran parte, lo que a primera vista causa impresión en el lugar. El detalle está en saber colocarlos de manera estratégica y ordenada para que luzcan mejor. En muchos casos vemos que los pueden colocar guindados en el techo, en distintas medidas, de manera que quedan a una altura donde puedan apreciarse con claridad.

Mientras el sol esté puesto, nuestro patio lucirá iluminado por la cantidad de luz natural que le entra, y más en época de verano, pero en algún momento del día la luz solar se irá y queda de nuestra parte colocar algunas luces artificiales, que puedan hacer de nuestro espacio un sitio agradable e iluminado. No necesitamos invertir en costosas lámparas para que dé ese aspecto lujoso o vanguardista. Podemos fabricar algunas lámparas con papel de diversos colores para adaptar, según sea nuestra preferencia el jardín. Lo más recomendable es usar como siempre, colores como el morado, magenta, violeta, blanco, verde en distintas tonalidades, entre otros. Aquí lo que realmente vale es que el sitio aparente estar vivo, a pesar de que la noche haya llegado. Para estas lámparas de papel no se necesita disponer de un gran presupuesto, por eso te las recomendamos.

Para concluir, siempre es buena idea reutilizar objetos e incentivar el reciclaje. Alguna prenda que ya no utilicemos o que tengamos al olvido, podemos darle vida y así adornar nuestro jardín. Uno buena idea es colocar sillas de madera, esas que están arrumadas y viejas, le podemos dar un toque de vida, primero lijándolas y luego pintándolas con barniz. Van a servir para recibir nuestras visitas, así que es muy importante. También podemos hacer lo mismo con alguna mesa que no le demos uso, reacomodarla y darle utilidad en verano, en las afueras de nuestro hogar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *